Biomagnetismo

Un nuevo concepto de salud y enfermedad

 

¿Que es?
  • El Biomagnetismo holístico es una nueva disciplina terapéutica, que busca el equilibrio bioenergético, cuya alteración tiene repercusiones funcionales producidas tanto por virus, bacterias, hongos, parásitos y sus asociaciones o simbiosis.
  • El Biomagnetismo estudia, detecta, clasifica y corrige las alteraciones del “pH” (potencial de hidrogeno) de los organismos vivos, pues al nivelarse el pH, por medio del Biomagnetismo Medico, regula y corrige las patologías infecciosas.
Este nuevo criterio terapéutico consigue identificar la etiopatogenia de las enfermedades virales y bacterianas, así como las disfunciones glandulares, por medio de la medición cuantitativa de los campos de pH que los microorganismos patógenos provocan en los órganos.
 
 Es posible a través de los campos magnéticos de mediana intensidad producida por imanes naturales, del orden de 1,000 a 50,000 unidades de imantación (gauss) proceder a restaurar la salud.

 El descubrimiento del par Biomagnético, confirma la dualidad, física, biológica y energética de los organismos vivos, y de sus manifestaciones tanto de salud como de enfermedad, es decir que las manifestaciones patológicas y patogénicas se forman a partir de los polos bien definidos ( – ) negativo, (+) positivo, que se salen de la entropía orgánica en donde se establece como ley natural la salud.

El concepto del par Biomagnético, viene a revolucionar las teorías fisiopatológicas, al entender que las enfermedades virales y bacterianas son simultáneas tanto en su génesis como en su presencia morbosa y también en sus consecuencias finales, vale decir, en los procesos degenerativos irreversibles.

  • La revisión del paciente con los principios del Biomagnetismo Médico, establece que se genera un par bien definido de polos con carga contraria, que se ubican en partes del cuerpo bien determinadas y que buscan la estabilidad energética.
  • El descubrimiento del Par Biomagnético en 1988, marco un criterio totalmente nuevo dentro del mismo magnetismo y de la medicina en general, al comprobar que los microorganismos presentan una resonancia vibracional energética entre sí.
  • A la fecha se han descubierto más de quinientos, entre los llamados pares regulares, especiales, disfuncionales, emocionales y psico-emocionales, que a su vez identifican energéticamente al mismo número de patologías de los organismos humanos.
  • En 1994 el Dr.Goiz descubrió que existe un sida “falso positivo”, en 1996 que existe un VIH potencial, y en 1998 que existen mutaciones del virus dentro de los procedimientos físico químicos de la materia orgánica; el átomo de hidrógeno se asocia a otros átomos y de mantener dicha asociación estable, con un equilibrio de cargas positivas y negativas, definiendo con ello, las propiedades acido-básicas, toda vez que el elemento hidrogeno actúa en los dos sentidos, electronegativo y cuando actúa como ion, electropositivo.
  • Este equilibrio cinético de cargas nos permite entender el concepto fundamental de neutralidad energética, y que aunque poseen diferente polaridad no interfiere con los procesos vitales de la homeostasis celular u orgánica, mientras esté en resonancia bioenergética.
  • Las disfunciones en los órganos que soportan las distorsiones del pH, se curan mediante el fenómeno de despolarización, la cual se consigue aplicando un campo bioenergético producido en el organismo para atraer los iones de oxigeno así como los radicales libres de polaridad contraria.
  • En el polo positivo se establece una acidosis del órgano afectado, también se acorta la materia y por lo mismo decrece en sus dimensiones, y posteriormente ocurren los fenómenos degenerativos, todo ello en presencia o no, de virus patógenos.
  • En el polo negativo, ocurren fenómenos semejantes pero de polaridad contraria. Se establece una alcalosis del órgano, la distensión de su materia que condiciona un estado de flogosis y de edema, posteriormente ocurre la disfunción del órgano, y finalmente procesos degenerativos, y todo ello en presencia o no de bacterias patógenas.
  • Aún cuando las dos consecuencias finales son las mismas, en el caso de los polos Biomagnéticos con polaridad positiva la degeneración es de tipo retractilo cicatricial y en un segundo, es de lisis y dispersión del tejido.
  • El proceso curativo consigue el equilibrio energético en donde el pH es óptimo para la salud y cuya alteración se debe a la presencia de micro-organismos patógenos que distorsionan el pH normal del órgano que sustenta el fenómeno bioenergético.
CONSULTA NUESTRA AGENDA DE CURSOS Y TALLERES!