SANACIÓN ENERGÉTICA

RECONEXIÓN CUÁNTICA PRIMARIA

Conecta con tu ser, conecta con la Fuente. Descubre tu propósito de vida.

Equilibrio, activación, sintonización y conexión del cuerpo – mente – espiritu con los últimos saltos cuánticos.

La Sanación Energética y la Reconexión Cuántica Primaria nos sintonizan con La Fuente del Universo y con el Ser que somos para tomar conciencia de Él y encarnarlo. Nos conecta con nuestro camino en esta vida, nos activa  y nos facilita avanzar en equilibrio, y resonando con la Energía y los Saltos Cuánticos.

LA SANACIÓN ENERGETICA es el camino para reconectarte con tu frecuencia vibratoria auto-sanadora, con tu inteligencia superior.

 La cualidad de esta frecuencia no es comparable a ninguna otra con la que hayas podido relacionarte. Es apropiada cuando una persona siente que necesita sanar algo a nivel físico, mental, emocional o espiritual.

 Cuando tiene problemas crónicos o graves. También simplemente, porque quiere recobrar el equilibrio.

 Es una forma de sanación que está en nuestro planeta por vez primera. Nos reconecta con la plenitud del universo y a la vez con la plenitud del Ser que somos.

 Se cree que esto sucede gracias – no tan solo a una nueva gama de frecuencias sanadoras – sino, probablemente, gracias a un ancho de banda totalmente nuevo cuya realidad se ha podido demostrar claramente tanto en la práctica como en laboratorios científicos.

La Sanación Energética  no es una “técnica”. Esto es lo primero  que la diferencia de otras formas de sanación que se conocen.   Los mejores resultados se dan cuando se realizan 3 sesiones en una semana.  “Se sana la Persona, no la enfermedad”. Sus efectos duran meses más allá de la sesión. Son 3 sesiones que abren la puerta a la cuarta dimensión, la energía entra bien programada y la nueva información Re-educa cuerpo y mente borrando los antiguos programas que perjudicaban la salud. 

Después de recibir una sesión de SANACION ENERGETICA, el proceso de evolución y transformación personal se acelera y se hace más consciente a través del propio cuerpo. 

Proceso:

Se aconseja de 1 a 3 sesiones durante un período variable dependiendo de cómo se van recibiendo en cada cliente estas frecuencias. También pueden hacerse sesiones sueltas siempre que se desee. Las sesiones siguen haciendo efecto tiempo después (puede que hasta meses después).

 Acostado/a en la camilla, completamente vestido y con los ojos cerrados, el cliente permanece observando y sintiendo su propia experiencia.

En la sesión no se toca el cuerpo, se trabaja a un mínimo de 50 cm sobre él. Al finalizar se toca un hombro para que sepa que la sesión ha terminado y que puede tomar tu tiempo para regresar y comentar la vivencia.   El proceso dura entre 30 a 45 minutos. La sanación continúa después del tiempo que pasas en  la camilla. 

“Una persona va donde está  su atención”. Si tu atención está en otras personas y en lo que hacen, no te focalizas en tu propia evolución. Cuando nos enfocamos en nuestro propio cambio, nos convertimos en espejos donde los otros pueden mirarse. Así, existen dos opciones: convertirnos en un reflejo del mundo que tenemos alrededor o convertirnos en la luz y el espejo desde que otras personas pueden empezar a mirarse a sí mismas. Es nuestra decisión.  Sin embargo, es la interacción entre los seres humanos lo que trae la curación. La Tierra, sencillamente refleja nuestro grado de sanación y evolución como personas”   “No es la enfermedad o la dolencia lo que se sana, sino la persona”

Nuestro sistema de creencias puede limitarnos en este proceso. Si estás convencido de que cierta enfermedad o dolencia no se puede curar, posiblemente te demostrarás a ti mismo que estás en lo cierto. Digo posiblemente porque el Universo puede anularte o brindarte la oportunidad de superar tus creencias.

 Sin embargo, es un obstáculo con el que necesitas “tropezar” para  aprender y evolucionar.

CONEXIÓN CUANTICA PRIMARIA

Todas las culturas de la historia desde las civilizaciones pre-bíblicas hasta los antiguos griegos, narran relatos sobre un antiguo mundo más perfecto, en el que el ser humano se hallaba en total conexión con el universo. Posteriormente, sobrevino algún tipo de ruptura con las fuerzas que nos unen en el amor y que nos sostienen. Una separación que se manifiesta en enfermedad o desequilibrio físico, mental y espiritual. Total desconexión con lo Divino. Al separarse conscientemente con las partes del Ser, muchos sistemas de orden superior como los Meridianos Axiatonales y el Sistema Circulatorio Axiatonal dejaron de ser necesarios, así que fueron desconectados y se tornaron latentes. Cuando esto sucedió el ser humano dejo de ser capaz de experimentar vibracionalmente su alma y otras partes del Ser, desde el nivel de la personalidad o Ego.  

Es un proceso que consiste reactivar y reconectar, LAS LINEAS AXIATONALES de los bloqueos que impiden la entrada y fluidez de la Energía. Esto te permitirá reconectar con tu alma. Una vez la conexión es restablecida, tu alma comenzará a orquestar las experiencias necesarias para poder re-experimentar Todo tu Ser.

 Estas líneas, según el Libro del Conocimiento “Las Claves de Enoch” de J.J.Hurtak, son parte de un sistema pentadimensional que combina color y sonido.  La Conexión Cuántica nos equilibra, desprogramando nuestro antiguo sistema de desarreglos electromagnéticos, este sistema de la anatomía energética humana es la puerta que nos conecta con los campos de energía que están a nuestro alrededor, con el campo electromagnético de la tierra y con la cuadrícula energética del Universo.  

La  Conexión nos prepara para realizar la transición al cambio de conciencia que se está produciendo actualmente, despertando progresivamente la estructura de nuestro ADN y abriéndonos a la comprensión de nuestra multidimensionalidad.

Proceso:

El Practicante o Facilitador atrae y activa estas líneas axiatonales, permitiendo el intercambio adecuado de luz e información para cada Ser y la reintegración de las cuerdas o filamentos del ADN, (planos de existencia simultáneos o paralelos).  Va uniendo sistemáticamente cada punto limpiado en cada meridiano, dando así armonía a la totalidad de las funciones corporales, a la vez que obtiene el equilibrio electromagnético y el alineamiento de chakras, cuerpo, mente y espíritu. 

La Conexión Cuántica acelera tu proceso evolutivo, ya que te permite acceder a quién realmente eres, despertando progresivamente el ADN y el cerebro. Incrementa la Conexión con la Tierra y con el Universo. Eleva la vibración, lo que posibilita que los milagros y las sincronicidades aumenten en tu vida. Clarifica tu Propósito de vida y te ayuda a realizarlo. La Conexión Cuántica Primaria se hace una sola vez en la vida en 2 días consecutivos: cada sesión Dura aproximadamente 30 a 45 minutos- es aconsejable que haya una noche entre una y otra y no más de 48h. El proceso de reconexión no está limitado a las dos sesiones sino que continua por sí mismo.  La Reconexión personal ha de recibirse de forma presencial, y no es imprescindible haber tomado una sesión de Sanación Reconectiva antes, aunque estas facilitan la integración de esta nueva frecuencia.

El trabajo de la Reconexión está conectado con el número 9,  el número del ser humano reconectado con su pleno potencial. Cuando tú das a cambio  una cifra que sume 9,  estás diciéndole al Universo que estás en disposición de volver a Conectarte. Simboliza la compasión, la Totalidad y el Servicio Universal, que tiene que ver con la vibración de equilibrio, poder y amor.

LA CONEXIÓN CUANTICA PRIMARIA.