¿Qué es el Yoga?

El yoga es una técnica ancestral que nace con el objetivo de mantener cuerpo y mente sanos.

Cada día más personas practican yoga en las culturas occidentales para hacer frente al estrés y a sus síntomas.

El Yoga llega a Occidente de la mano del maestro Yogui Bhajan. Consta de series de ejercicios o kriyas muy distintas. Es un estilo dinámico y sin embargo, fácil de seguir. Resulta imposible aburrirse porque cada clase puede ser totalmente diferente a la anterior. Cada una de ellas trabaja distintas partes de tu cuerpo (sistema nervioso, sistema glandular, sistema circulatorio, sistema digestivo, sistema de eliminación, etc).

Las series constan de varias posturas (asanas) que a su vez van acompañadas de una forma específica de respirar (pranayama), de una relajación, y de meditaciones con sonidos especiales (mantras).

El objetivo del Yoga es desbloquear nuestro cuerpo y nuestra mente a través de la movilización de la energía que reside en la base de nuestra columna vertebral, llamada Kundalini y conseguir relajarnos tanto física como emocionalmente.
El yoga es el instrumento idóneo para conseguir un estado de paz interior y tomar conciencia de nuestro cuerpo y de nuestra mente. Son conocidos los beneficios de esta práctica milenaria como un sistema de salud para aliviar tensiones musculares y emocionales.

Realizar una sesión de yoga es abrir un paréntesis dentro de la ajetreada vida cotidiana para dar permiso al descanso y la relajación.

Todas las personas pueden practicar yoga. Se trata de adaptar las técnicas según las necesidades de cada uno. Alma de Yoga ofrece una variedad de programas anti-estrés basados en el yoga y personalizados según el tipo de cliente.

EL yoga trabaja sobre el cuerpo y la mente. Combina asanas o posturas de yoga, respiración (pranayama), relajación y meditación, y utiliza el canto de mantras o sonidos sagrados en la meditación. Cada clase es diferente y en cada una de ellas trabajamos un aspecto del cuerpo (sistema nervioso, sistema linfático, sistema digestivo, etc…).
Los beneficios del Yoga son, entre otros, reducción del dolor de espalda, el equilibrio del sistema nervioso, hormonal y metabólico; el aumento de la energía y la sensación de bienestar y equilibrio.

La Respiración una de las clave del Yoga

En la práctica del yoga, la respiración es una de las partes más importantes. Aprender a inhalar y exhalar correctamente nos ayuda a regular el estado mental, a calmar el estrés, controlar las emociones y a concentrarnos. En todas las técnicas de relajación, la respiración nos da serenidad, calma, aporta bienestar y salud y nos prepara para superar situaciones de estrés, tensión y agitación.

Por eso, es importante aprender cómo hacerlo. La respiración en el yoga se hace de la siguiente manera: la inhalación la realizamos llevando el abdomen hacia fuera, y la exhalación se hace llevándolo hacia adentro. Debemos llenar de aire primero la parte baja del abdomen, después la media y finalmente los pulmones. En la exhalación, vaciamos el aire a la inversa, primero pecho, luego la parte media del abdomen, y finalizamos vaciando la parte baja.

Esta respiración tiene una serie de efectos más o menos inmediatos: produce un masaje que ayuda a la digestión, a la circulación en el hígado y ayuda a que las lumbares se relajen. Mediante el control de la respiración, trabajamos volviéndonos observadores de nuestra mente y refinando los sentidos para una mejor percepción del universo que nos rodea.